Postboda en el Torcal de Antequera

Postboda en el Torcal de Antequera

“Llevamos aquí millones de años. Hemos sigo testigos de tantos cambios que ningún humano los creería. Hemos visto el tiempo agitarse, maleable, en cada una de nuestras grietas. Hemos oido guerras, murmullos de revoluciones, el lento paso del campesino cultivar sus tierras. Hemos aprendiendo a reconocer deseos cuando se filtraban en nuestras cuevas. El amor, una promesa… Tardamos cientos de años en comprender todo aquello. Ahora lo llevamos tallado en nuestra piel. Ahora sabemos que las estrellas solo son un reflejo de nuestra alma y que son ellas las que guían nuestro destino.”

Tenía muchas ganas de hacer una sesión de Postboda en el Torcal de Antequera. Este lugar me conquistó nada más visitarlo la primera vez y lo ha seguido haciendo cada vez que he ido. He podido ver allí el cielo estrellado como nunca antes, conocer a la persona que acompaña mi vida, ser rodeado por una manada de vacas, casi tocar un zorro salvaje e incluso perderme (literalmente) por entre ese laberinto de piedras.

En la Boda de Patri & Daniel se nos hizo de noche. Hicimos algunas fotos de ambos pero no estaba contento con aquello. Su boda fue muy especial para mi, en un lugar muy intimo y acogido por toda su familia y amigos. Podéis ver su reportaje aquí. Todo increíble, pero me faltaba algo, quería tener más material de ellos dos a solas.

Cuando les propuse hacer una sesión de postboda creo que no se lo pensaron dos veces. Pusimos encima de la mesa hacer esta sesión en el Torcal y aquí estamos. Volviendo a sentir esa increíble luz del atardecer entre sus montañas de piedra talladas por el tiempo. Gracias!!